1984 vs Mundo Feliz – De dictaduras y democracias de zombis

Los mundos distópicos descritos por George Orwell y  Aldous Huxley en sus respectivos libros 1984 y Un Mundo Feliz (una falsa utopía), son dos formas diferentes,  pero posiblemente relacionadas en algún punto, que muestran como nuestro mundo puede llegar a evolucionar de acuerdo a las pautas que da la naturaleza humana, la misma que nos convierte a cada uno de nosotros en seres grises, llenos de matices, llenos de complejidades y de contraposiciones, mientras hacemos de la Humanidad y el planeta Tierra una mezcla constante de paraíso e infierno, de maldad y bondad, de avance y retroceso, de inteligencia y estupidez, de salud y enfermedad, de luz y oscuridad. Ciertamente las utopías como destino final del ser humano son mucho menos probables que las distopías, y no porque se tenga una visión pesimista, sino porque en un mundo utópico, la naturaleza humana no tiene cabida… ni siquiera los animales podrían vivir en un mundo utópico pues la propia Naturaleza ha dispuesto que existan los depredadores y depredados; el sufrimiento de algunos seres para que otros sobrevivan y “dominen” parece algo intrínseco y muy difícil de cambiar en la propia madre Naturaleza.

Continuar leyendo “1984 vs Mundo Feliz – De dictaduras y democracias de zombis”

Queridos vecinos – La “delicia” de vivir en edificios y conjuntos residenciales

Vivir en conjuntos residenciales y edificios en condominio se ha vuelto norma en muchas grandes ciudades del mundo. Y aquello de vivir en una casa independiente donde la única zona común con los amables vecinos era la acera, es cada vez menos frecuente por múltiples razones. Hay supuestas ventajas, incluso de tipo ecológico, en vivir en un conjunto cerrado o edificio. Sin embargo, para algunos esto se nos ha convertido en un verdadero dolor de cabeza conforme la intolerancia y la tendencia al conflicto que tienen muchos habitantes de las urbes sigue creciendo a medida que hay más y más gente compitiendo por recursos.

Continuar leyendo “Queridos vecinos – La “delicia” de vivir en edificios y conjuntos residenciales”

Sobre sofismas y falacias del mundo

Creer en algo sin bases sólidas y simplemente porque la mayoría lo cree, debería ser tonto, al menos antes de someterlo a un juicio exhaustivo y personal con pensamiento crítico que genere argumentos válidos para creérselo. Pero la realidad es que, al contrario, creer en algo porque la mayoría lo cree se hace pasar frecuentemente como sentido común o como si fuera lo mismo que creer en una verdad incuestionable, lo que se conoce como el sofisma populista (o argumento ad populum). Y el entorno económico, político y social en el que nos movemos está lleno de aquellos sofismas.

Continuar leyendo “Sobre sofismas y falacias del mundo”

Evolución: Del gopher… a los foros… a los bloggers… a las redes sociales… a los youtubers.

A mediados de los 90s, cuando estaba estudiando el pregrado en la Universidad, el reinado de Internet sobre los otros medios se empezaba a vislumbrar. Aunque muchos no tenían acceso aún, los estudiantes de mi  alma mater  teníamos la gran fortuna de ser de los primeros grupos de personas con acceso a Internet en mi país, al menos dentro del campus universitario. Los más aventajados en el tema de redes manejaban los servidores y, el resto de nosotros, los usuarios corrientes (profesores y demás estudiantes), usábamos “la red” para, supuestamente, asuntos académicos, pero también gastábamos mucho tiempo chateando con los otros “pioneros” a nivel nacional e internacional, navegando con las primeras versiones del navegador Mosaic y también usando otras herramientas como el gopher, el cual permitía compartir, examinar y editar documentos vía carpetas (una especie de biblioteca online para encontrar muchos tipos de documentos, pero también discusiones o foros), aunque sin imágenes (bueno, algunos creaban complejas imágenes a partir de caracteres ASCII). A veces me quedaba hasta tarde en la Universidad, no sólo chateando y navegando sino también dándole rienda suelta a mi gusto por escribir, participando en los foros (incluso me recuerdo muy bien compartiendo frecuentemente mi indignación online por el narcogobierno colombiano de esa época, encabezado por el cínico actual Secretario General de UNASUR).

Continuar leyendo “Evolución: Del gopher… a los foros… a los bloggers… a las redes sociales… a los youtubers.”

Sobrepoblación y cambio climático

Aunque aún puede ser discutible que tanto de natural tiene el cambio climático (es decir, si es provocado mayormente por la acción humana o, por el contrario, es un cambio natural y cíclico del planeta que terminaría dándose de cualquier forma), ya es innegable que el fenómeno existe. Los aparentemente cada vez más extremos eventos de tormentas, sequías, huracanes y demás están a nuestra vista en las noticias y la presión que ejerce la humanidad, que requiere cada vez más recursos naturales, nos hace pensar que un cataclismo con consecuencias socio-económicas bastante fuertes está muy cerca de acontecer.

Continuar leyendo “Sobrepoblación y cambio climático”

¿Por qué los colombianos son tan intolerantes y violentos?

Colombia se ha caracterizado por una larga historia de violencia. Pareciera que en todo el siglo XX y lo que va del siglo XXI, nunca se ha vivido un sólo día de paz en esta nación. Y, aunque inicialmente se piensa en la violencia derivada de un conflicto interno con raíces sociales que derivó hacia simple delincuencia, la verdad es que nosotros, los colombianos promedio, en general somos seres intolerantes y violentos. ¿A qué se debe este rasgo nacional?

Continuar leyendo “¿Por qué los colombianos son tan intolerantes y violentos?”

Adopción homoparental – ¿Son las leyes de la Naturaleza simples caprichos?

Toda forma de discriminación basada en el género, religión, raza, cultura, política, opinión, costumbres o preferencias personales debe erradicarse. No es propio de una especie inteligente en una alta etapa de evolución.  Por esa razón, es reprochable que se discrimine a alguien por ser homosexual, pero igualmente lo es si se discrimina a los que pensamos que la estructura de la familia nuclear tradicional  debe defenderse porque es uno de los soportes fundamentales de la sociedad.

Continuar leyendo “Adopción homoparental – ¿Son las leyes de la Naturaleza simples caprichos?”

Yo quiero a Colombia… pero a veces la odio

Según una supuesta medición, que no entiendo muy bien como la hicieron, los colombianos somos los más felices del mundo. O al menos estamos entre los más felices (otra medición dice que son los habitantes de Islandia y otra los de Noruega, en fin). Algo paradójico, teniendo en cuenta los grandes problemas de violencia que ha tenido este país desde hace muchas décadas, la terrible desigualdad social, un regionalismo estúpido que hace que los de una región odien (sin más ni más)  a los de otra región y una tara, al parecer incrustada en la genética del colombiano promedio, que lo hace ser muy proclive a sacar provecho egoísta de los demás porque “el vivo vive del bobo” y “no hay que dar papaya”. Pero, la verdad es que esa medición es una mentira. Los colombianos no son los más felices del mundo. Tal vez puedan competir en el ranking de los deshonestos, o en el de los envidiosos… o quizá, y de este casi estoy seguro, en el ranking de los países que más aparentan una falsa felicidad para no aceptar que su país es muy hermoso pero, lamentablemente, está lleno de colombianos.

Continuar leyendo “Yo quiero a Colombia… pero a veces la odio”

De vivir en casa a vivir en una jaula (apartamentos)

Hasta hace algunos años, antes de trasladarme a Bogotá, viví en un par de casas. Amplias. Con patios  (y una de ellas con terraza). Incluso con antejardín. Con una distancia prudencial a los vecinos, dando como resultado una mayor privacidad. Sin tener que pagar odiosas cuotas de administración toda la vida, teniendo que lidiar en ocasiones con vecinos que no pueden o no las quieren pagar. Sin tener alrededor empleados de conjuntos o edificios -léase vigilantes/aseadoras/etc.- que sean chismosos y que sólo viven pendientes de la vida de los demás para estar esparciendo rumores sobre todo el mundo; o el vecino molesto que un día saluda como si fuéramos hermanos del alma y al siguiente ni se digna a responder los buenos días. Pero sobretodo, sin parecer que se está viviendo en una especie de jaula con un espacio reducido supuestamente porque son las tendencias urbanas en las metrópolis modernas superpobladas y no hay nada que hacer.

Continuar leyendo “De vivir en casa a vivir en una jaula (apartamentos)”

De deportes y “entretenimiento”. Distracción empaquetada.

En pocos días estará iniciando una nueva versión del Mundial de Fútbol de la FIFA en Brasil, evento que acapara la atención de la gente en muchos países, especialmente en aquellos donde su selección ha logrado clasificar al torneo que se celebra cada 4 años. Estaremos pues en unas semanas, como sucede también con los Juegos Olímpicos, rodeados de un fervor deportivo que invade las horas del trabajo y en algunos sitios, debido a su posición geográfica, también las horas del sueño.

Continuar leyendo “De deportes y “entretenimiento”. Distracción empaquetada.”