¿Existe una élite que gobierna secretamente al mundo?

elite-mundial

Esta pregunta me la he hecho hace ya varios años. Y no sólo eso. He tratado de investigar bastante sobre el tema en libros, Internet y en opiniones de terceros.

La verdad es que es muy difícil saber a ciencia cierta si eso es así o si, por el contrario, como la mayoría de la gente cree, no hay una sola élite  que gobierne al mundo sino que hay múltiples élites en cada país, en cada sector, en cada campo, en la economía, en la política y en la sociedad en general; y su desarrollo es más o menos el mismo: Constantemente trabajan y accionan con el único fin de mantener el statu quo donde ellos tienen el poder, pero como una ambición centrada principalmente en simple dinero o influencia política para generar toma de decisiones que los beneficien. Simplemente eso.

Sin embargo, mi conclusión personal ha sido, desde hace ya un par de años, que efectivamente existe un pequeño grupo de personas que manejan los hilos invisibles (para la mayoría) de los asuntos humanos en este planeta. Y cuando hablo de asuntos humanos, no me refiero únicamente a los complejos temas de geopolítica, o a las multinacionales que buscan dominar un sector de la economía global o a conspiraciones para ocultar hechos sobre vida extraterrrestre o cosas por el estilo.

Cuando hablo de asuntos humanos me refiere incluso a las cosas más triviales de nuestras culturas: Desde la forma de vestir, pasando por el contenido de los medios masivos de comunicación hasta las “formas de vida” o “axiomas” sociales que nos han sido impuestos cuan marionetas.

Existe una élite que gobierna secretamente al mundo. No se quienes son exactamente, pero se que existen. Y se que no son seres de otro mundo, ni seres elevados, ni seres sobrenaturales. Al contrario, son seres bastante mundanos pero que han tenido una ventaja: Acceso a privilegios. Privilegios de todos los tipos.

A la gente común le cuesta trabajo creer que exista este pequeño grupo (que probablemente no sean más de 100 personas) ultrapoderosas que son capaces incluso de hacer que pensemos lo que ellos quieren que pensemos. Lo curioso es que mucha de esa gente que se niega a creerlo, son los mismos que constantemente leen horóscopos en periódicos y se decantan por “técnicas” y prácticas “mágicas”  que, con el auge de la moda del New Age, parece  que últimamente se han vuelto parte de la cultura popular.

control-mental

Por el contrario, creo que este tema toca verlo con mucho pragmatismo, pues estoy convencido que aquellas personas dentro del círculo de esa poderosa élite, son extremadamente pragmáticas sin quitar que probablemente conozcan “secretos” que la mayoría de los seres humanos ignoran acerca de los asuntos fundamentales de nuestra vida en la Tierra.

El problema es que la mayoría de las personas tendemos a creer que los demás ven las cosas de una misma manera, o al menos de una forma muy similar, a como nosotros las vemos. Nos cuesta trabajo creer que exista un pequeño grupo de personas que se tome tantas molestias para moldear la sociedad incluso hasta en los más mínimos detalles como si fuéramos zombis sin conciencia y voluntad. Creemos que es demasiado difícil, dada la complejidad del mundo, que un grupito de seres humanos sea capaz de influir prácticamente en todas las decisiones que nos afectan.

Pero es que, si bien esta es una élite mundana y sin poderes sobrenaturales, nos llevan una enorme ventaja en tres aspectos:

Tienen acceso a enormes riquezas materiales heredadas desde hace siglos que les permiten tranzar a casi cualquier persona, gobierno u organización.

Tienen acceso también a un vasto conjunto de datos, informaciones y documentos  de alta fidelidad que les permiten incluso prever con antelación sucesos de todo tipo (económicos, políticos, sociales) y ajustar su accionar para beneficiarse en cualquier caso.

– Y lo más importante. Tienen un alto conocimiento esotérico sobre temas trascendentales que la mayoría de la gente ignora o simplemente desprecia: Nuestra relación con las fuerzas de la Naturaleza, la energía cósmica y otros asuntos que para las personas comunes pasan desapercibidos durante casi toda su vida.

No se trata tanto de que sea una élite maligna o benigna. Se trata de un juego de poder que al parecer es inherente al ser humano. A veces pienso que las personas (al menos las comunes y corrientes) se rehúsan a su propia libertad como si necesitaran que algo o alguien les dijera que hacer. La élite ha tomado ventaja de eso desde hace siglos.

esclavitud-humana