El mito de tomar x vasos de agua

De vez en cuando toca revaluar valores y creencias. Es parte de la vida y también del avance y el progreso. Volverse sectario en alguna creencia cuando no hay pruebas científicas de que sean ciertas, es tonto. Y más cuando nuestro cuerpo da señales de que podríamos estar equivocados. Por eso, en los últimos días he reevaluado una creencia sobre la salud que al parecer mi cuerpo está rechazando fuertemente: Aquel mito de que debemos beber una cantidad determinada de vasos de agua diarios, así no tengamos sed, para ayudarle al cuerpo a mantener una buena salud.

Seguir leyendo

Ciclos del sueño

Tratando de encontrar soluciones para los problemas de sueño que tengo, sin involucrar medicamentos a los cuales les tengo mucho recelo, me puse a estudiar y leer sobre el funcionamiento fisiológico de nuestro cuerpo y cerebro cuando dormimos. Seguir leyendo

Dormir

Conforme avanza la edad  parece que es más difícil dormir. Y por eso uno lo aprecia más.

Ya no recuerdo la última vez en que tuve un sueño tan profundo que al despertarme no me acordara ni qué día era. Creo que por lo menos han pasado 10 o 15 años desde la última vez que dormí así.

Y lo extraño mucho.

Antes ni reparaba en eso. De hecho antes pensaba que dormir era una pérdida de tiempo. En esa época me hubiera encantado tener el superpoder de no necesitar dormir. Pero ahora, ¡lo extraño tanto!

Ni siquiera después de trasnochar puedo dormir tan profundo. Lo máximo que me pasa ahora es que en algunas raras noches puedo llegar a conciliar el sueño rápido, pero de cualquier manera dicho sueño es tenue y se interrumpe por cualquier cosa. Nada que ver con otras épocas cuando podía dormir en el filo de una roca o con música a todo volumen, que ni me importaba ni me afectaba.

No quiero usar medicamentos para el sueño porque no quiero generar dependencia.

A la larga esto me pasa por perezoso. Por no seguir la recomendación más simple que tal vez es la más efectiva: Vivir tan intensamente cada día que en la noche el cuerpo estará tan rendido que el sueño profundo simplemente es algo inminente. Pero para alguien que trabaja sentado todo el día y, peor aún, desde la casa usando Internet sin necesitar siquiera transportarme o salir, cansar el cuerpo es un poco más complicado. Requeriría ejercicios físicos o al menos saludables caminatas diarias, cosa que mi pereza me hace rechazar.

Al final, uno se labra sus propios males, incluyendo los del cuerpo.

Morir con dignidad: Uno es dueño de su cuerpo… y de su vida

Si uno es adulto, la eutanasia debería ser un derecho sin discusión. Que moralmente la gente sienta que no está bien, vaya y venga. Pero la sociedad no tiene porque obligar a otra persona a vivir con sufrimiento constante o a condenarla a una vida miserable simplemente por no facilitarle una muerte digna, especialmente si esa persona está siendo carcomida por una enfermedad progresiva, incurable o extremadamente dolorosa.

Seguir leyendo

Sobre el miedo a la muerte… y al dolor

Ahora que cierta situación de salud de una persona cercana nos ha tocado directamente, he pensado mucho sobre la gran importancia del cuerpo y su papel fundamental en la vida que nos toca vivir. El cuerpo material no es menos importante que nuestros pensamientos o emociones. Somos un sistema de tres componentes: Cuerpo, mente y alma, que unidos producen una especie de avatar para desempeñarnos en este espacio-tiempo. Cada componente está en un nivel diferente, y eso no significa que un nivel sea más importante que el otro. Nuestro cuerpo material no es menos importante que nuestros pensamientos o emociones. Mantener el cuerpo sano, saludable, limpio e incluso atractivo sin caer en extremos es tan vital como mantener la mente con pensamientos sanos o el alma libre de emociones destructivas.

Seguir leyendo

Onicofagia, ansiedad y constante inquietud mental

Acabo de cumplir 40 años y sigo enganchado con un tonto y aparentemente inofensivo vicio que adquirí desde niño: Comerme las uñas. Posiblemente no sea tan dañino como fumar, arrancarse el cabello o aspirar cocaína; pero si es un síntoma de un estado emocional o nervioso afectándonos a tal punto que nos toca recurrir a las uñas que, al morderlas, sirven como una especie de calmante, aunque suene absurdo.

Seguir leyendo

Cocaína en la tienda. ¿Deberían las drogas ser legales?

Tal vez no haya una guerra más fracasada que la guerra antidrogas. Muchos años y millones de dólares después de su inicio, el consumo sigue sin reducirse significativamente (y aumenta en varios casos), mientras la violencia derivada del narcotráfico sólo es desplazada de un lugar a otro (de Colombia a México por ejemplo) dejando a su paso decenas de muertos cada mes, grupos organizados de mafiosos con horribles métodos de ajustes de cuentas y, lo que es peor, un buen número de jóvenes alienados por la cultura del dinero fácil y el lujoso y excesivo estilo de vida de los narcos. ¿Vale la pena tanto esfuerzo?

Seguir leyendo

De frivolidades y ser un hipster. ¿Qué cosa es un hipster?

Sin duda alguna, nuestra sociedad tiene serios retos hoy en día. Siempre los ha tenido y muy seguramente siempre los va a tener. Retos muy importantes como las serias fallas de salubridad que aún persisten (mucha gente sigue muriendo por causas perfectamente evitables), o los deficientes sistemas educativos que en algunos casos parecen que están volviendo a la gente cada vez más estúpida y menos propensa al raciocinio crítico, o la imperante desigualdad social en algunas regiones como Latinoamérica y algunas países asiáticos. Pero… a pesar de todo esto, los humanos siempre encuentran la manera de perder tiempo en tonterías… como por ejemplo, esa extraña tendencia de ser “hipster” la cual parece ganar cada vez más seguidores… tendencia que a pesar de lo frívola y sin importancia real, ¡es tan difícil de entender! Por lo menos para mí.

Seguir leyendo

Ya sé lo que me pasa a veces: Respuesta sensorial meridiana autónoma (ASMR)

Por alguna razón, a veces creemos que ciertas cosas que nos pasan sólo nos pasan a nosotros. Tal vez por ego o porque, claro, somos muy importantes para nosotros mismos.  Es lo que pensaba con cierta reacción que he experimentado desde niño a ciertos eventos y a la cual no le había podido hallar explicación hasta ahora. Es una especie de “nirvana” sensorial que dura sólo unos pocos segundos o quizá un minuto como mucho. Una sensación de bienestar acompañada de un hormigueo que va de la cabeza al cuello y a la espalda, con una relajación profunda, una tranquilidad asombrosa y el deseo de que esa sensación perdurara por mucho tiempo.  Es breve. Se trata del ASMR por su siglas en inglés: Respuesta sensorial meridiana autónoma (Autonomous sensory meridian response).

Seguir leyendo

Alondra o búho: Ajustando el ciclo circadiano

Como todo en la Naturaleza, nuestro cuerpo tiene sus ciclos biológicos internos (entre ellos los ciclos circadianos) que presionan la necesidad física de alimento, sueño o actividad. Dichos ciclos son los que determinan horarios corporales que nos hacen sentir somnolientos a algunas horas del día y muy activos en otras. También dichos ciclos crean acondicionamientos físicos que nos hacen sentir hambre a la hora en la que acostumbramos a comer el almuerzo (incluso si el desayuno ha sido abundante) o que les sea muy difícil a algunas personas comer sólidos pocos minutos después de que se despiertan.  Podría decirse que , en términos generales, algunas personas tienden a ser búhos (se les facilita más trasnochar que madrugar) y otros tienden a ser alondras (prefieren madrugar).

Seguir leyendo

El dilema de ser o no ser vegetariano

Comer carnes de animales es algo que muchos disfrutamos. Simplemente nos parecen deliciosas. La carne de res, el pollo, el cerdo, el pescado (y otros animales en algunas culturas), en sus variadas presentaciones, son consumidas diariamente en todo el mundo por los seres humanos como fuente de proteína y, para muchos, como fuente de placer en el paladar. Básicamente, los humanos somos omnívoros por naturaleza: Nos alimentamos tanto de plantas como de anímales; y no es simplemente una cuestión cultural sino que la evidencia científica de la composición física del humano respalda esa afirmación. En una dieta “normal” se necesita incluir tanto el alimento de origen animal como el de origen vegetal. Sin embargo, muchos vegetarianos se las arreglan para tener una dieta balanceada mediante alimentos que compensan la no ingesta de carne. Además hay diferentes tipos de vegetarianos… Si, vegetarianos: Un grupo al que he querido pertenecer, pero…

Seguir leyendo

El excesivo culto al cuerpo… o el patético rasgo de una sociedad plástica

obsesion-apariencia

Posiblemente no haya comerciales más tontos en la TV que algunos pertenecientes a eso que denominan “televentas”. Muchos de los cuales se dedican a tratar de vender artículos para adelgazar, fajas que disimulan las “llantas”, prendas que levantan los atributos caídos, plantillas que supuestamente le ayudarán a perder peso mientras camina, artefactos para quemar grasa mientras lee o juega con el gato, sustancias que evitarán que usted sea calvo (y perdedor), en fin, un sinnúmero de cachivaches que han brotado seguramente de la inventiva de un grupo de “genios” del marketing para extenderles una mano a los desesperados y atontados clientes involucrados en un culto bastante religioso y contemporáneo: El culto al cuerpo.

Seguir leyendo

Hábitos regulares: Sincronización con el ritmo natural

colibri

Creo que uno de los mayores inconvenientes que tiene el ser humano (visto como una sociedad) en su relación con el planeta, es la desincronización con los ritmos de la Naturaleza. Esto, puede sonar extraño, pero si tenemos en cuenta que nosotros somos parte también de la Naturaleza y que, en el inicio de nuestras vidas, nuestros ritmos biológicos se adecuan a ella innatamente como sucede con los animales -en los que esta sincronización se da de manera instintiva (sin mayor esfuerzo)-, entonces cobra sentido darle la adecuada importancia para que nuestra vida fluya más en armonía con nuestro entorno natural.

Seguir leyendo